domingo, 24 de enero de 2010

Frecuencia cardíaca de los bebés

¿Por qué el corazón de los bebés late más rápido?

La frecuencia cardíaca de un adulto es de 60-80 latidos por minuto (lpm). La de los niños es diferente según la edad, pero siempre mayor que la del adulto. El corazón de un recién nacido late con una frecuencia de 120-160 lpm, con un mes tiene 100-150 lpm, a los 2 años 85-125 lpm, a los 4 años 75-115 lpm, con 6 años 65-100 lpm y los mayores de 6 años 60-100 lpm.
El corazón de los niños late con más frecuencia porque está inmaduro. Sus células, los miocitos, son de menor tamaño y no están organizados como los del adulto y por eso, la capacidad de contracción del músculo del corazón es menor, explica a RTVE.es la pediatra Mariam Carreño del Centro de Salud Mar Báltico de Madrid.
El latido sirve para hacer llegar sangre al resto de los tejidos del cuerpo para que se nutran de oxígeno, nuestro combustible. Precisamente los niños necesitan más combustible por kilogramo de peso que los adultos, así que para que todo funcione bien ha de llegar más sangre a sus tejidos. Como el corazón del bebé es más pequeño e inmaduro, se las apaña para que llegue oxígeno suficiente a los tejidos aumentando la frecuencia del latido.
¿Cómo lo hace? Aumentado la sensibilidad a la noradrenalina, una hormona y neurotransmisor que provoca, entre otros efectos, el aumento de la frecuencia cardíaca, ilustra la médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada